Cargando...
Qualipharm

Acné y alimentación, 4 mitos

(No Ratings Yet)
Cargando…

Uno de los más frecuentes problemas de la piel es el acné. Es más común durante la adolescencia, pero lo podemos sufrir en cualquier momento de la vida.  

La razón por la que suele aparecer más durante la adolescencia es que el acné se relaciona con cambios hormonales.  

A pesar de que es principalmente factores hormonales los que lo producen, hay ciertas creencias o mitos comunes sobre por qué aparecen con más o menos frecuencia. Algunos de estos tienen que ver con la comida. Aquí presentamos 4 de los más populares y veremos si son ciertos o falsos.  

Mito 1: los alimentos grasosos provocan acné 

Uno de los consejos más comunes para evitar la aparición de acné es alejarnos de la comida grasosa, como la frita. Esto es falso. Las grasas saturadas estimulan las inflamaciones en los tejidos del cuerpo, incluida la piel, pero estas no tienen nada que ver con el acné.   

Mito: 2: la leche puede producir acné.  

Cuando tomamos leche (y todos los lácteos), tomamos también todas las hormonas que esta contiene, como algunos estimuladores de hormona tiroidea y precursores de testosterona, además de aminoácidos como la glutamina y la lucina. Todos esto puede provocar un desbalance hormonal que termina por provocar acné. Así que sí, este mito es verdadero 

Mito 3:  tomar mucha agua purifica la piel, limpia poros y elimina acné 

Primero hay que dejar claro que una adecuada hidratación es esencial para la salud en general, incluyendo la salud de la piel, por lo que es recomendable siempre tomar por lo menos 8 vasos de agua al día. Dicho eso, es falso que tomar mucha agua elimine el acné. Tomar más agua de la necesaria no te limpiará los poros, solo te hará visitar el baño más seguido.  

Mito 4: las golosinas provocan acné 

Este es otro mito común, similar al de los alimentos grasos. En este caso, es verdadero, sí puede provocar acné. Los alimentos de alta carga glicémica (con mucha azúcar) pueden inducir la síntesis aumentada de hormonas. Esto desestabiliza la producción hormonal normal, por lo que termina por producirnos más acné. Esto se relaciona con otro mito que dice que el chocolate provoca acné. En realidad, es el azúcar añadida al chocolate la que lo provoca.  

Ahora ya sabes qué hay de cierto y que hay de falso en estos cuatro mitos sobre el acné. Si sufres de este padecimiento de la piel, una alimentación adecuada puede complementar perfectamente el tratamiento que lleves para eliminarlo.  

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Qualipharm